Las indecisiones

29 noviembre 2005

Dicen los que saben que la primera intención es la que vale. Cuando tienes la decisión en primera instancia de hacer una cosa, luego lo piensas, lo dudas, buscas otra opción que pueda ser más favorable y al final no sabes si hacer lo primero o lo segundo, pues ahí es cuando vas y te equivocas.
Hoy por la mañana sin ir más lejos, llegué a un sitio al que suelo ir con frecuencia y donde se aparca de pena. Un polígono industrial muy transitado y poblado de oficinas. Dejé el coche mal aparcado porque la mayoría lo está y porque el trámite no me iba a llevar mucho tiempo. Arriesgando un poco, pero no tanto como para llegar a preocuparme, como en esas partidas en que con tres golpes de suerte te pones 31 a 2 y empiezas a querer dos a grande con R7, tres a pares con dos cincos, cuatro a juego con 36, total tienes ventaja y queda poco para acabar.
La cuestión es que el trámite se estaba alargado más de la cuenta y tuve la intuición de bajar a mover el coche para aparcarlo bien y quedarme tranquilo. Luego pensé que si había esperado hasta ese momento, que más daba un ratito más. Pero inmediatamente me dije: “la primera intención es la que vale”, y bajé. El coche seguía en su sitio y en la calle un follón de tráfico y atascos que se me quitaron las ganas de moverlo. O sea, que opté por la segunda opción, dejarlo un rato más mal aparcado, total quedaba poco.
Como en la partida, que de 31-2 ya estaba en 33-15. Y pensé ver el órdago a pares con dos reyes de mano, pero lo dejé porque eran segundas dadas y aún había tiempo. Tampoco vi el órdago a chica con 115C, que me gustaba pero la cuarta carta me subía mucho. El juego con 31 de postre estaba cantado que lo ganaba, dudé porque lo habían cortado ellos y dejé que se lo apuntaran.
Ya sabéis como suele acabar esto la mayoría de las veces: ¡acabas viendo mal y obligado, pierdes la partida y la grúa te lleva el coche!

5 PERSONAS HAN DEJADO SU COMENTARIO AQUI:

berlanguero dijo...

Queria recomendaros un libro que acabo de comprar. Se llama "LAS PROBABILIDADES EN EL MUS". En él viene todo tipo de probabilidades de cualquier jugada, tanto a grande, chica, pares, juego o punto. Lo conocéis. En él viene un apartado donde dice con qué jugada hay que querer. Aquí no me lo puedo creer ¿pues no dice que a grande hay que querer un envido con un CABALLO Y TRES SEISES? De todas formas os lo recomendo. Es lo mejor que se ha escrito de mus en muchísimo tiempo.

Nerea dijo...

¡Gracias Berlanguero! Habrá que leerlo, entonces... Aunque, si acabas de comprarlo, tal vez sea mejor esperar a que pongas en práctica lo que dice, a ver si después de los resultados nos lo sigues recomendando. ¿Tú qué opinas?

trinidad dijo...

Esto es fantastico, resulta que hay un libro nuevo sobre MUS y yo sin saberlo. Titulo y autor rapidamente.
Pues no me parece descabellado eso de querer a grande sin rey y con medias. Es claro que te van a dar dos reyes y a pares puedes organizarla...Aunque, sin calculo de probabilidades por medio, querer a grande asi de grautuitamente entra dentro de la mas elemental tecnica de juego de cualquiera que se precie. No se si Nerea lo capta......

nerea dijo...

¡Claro que lo capto! Y estoy un poco sonrojada de estar hablando de mus, con mi poca experiencia y ante personas que demuestran saber mucho.
Yo pensé lo mismo, que querer con tres seises a grande era una buena forma de ganar más tantos a pares. Pero pienso que se debe querer si el que envida va por delante de mí, porque si yo soy mano sobre él, no solo perderé la grande sino que no me van a querer ningun tanto a pares, no?

trinidad dijo...

Me encanta esta Nerea que aunque se decara neofita ya estaba pensando en perder dos a grande para ganar mas a pares.
Muy cierto lo que dices, querer por delante del que envida a grande puede mosquear si luego cantas pares, mejor no querer y plantearse el revoque solo a pares, es tu unica jugada, y dependiendo del tanteo tomar las decisiones oportunas.