Los 7 errores (Parte III)

30 enero 2006

Os parecerá una excusa pero no lo es. Sé que sois jugadores de mus y no me vais a creer, pero había perdido la chuleta de la partida. Tuve que llamar por teléfono a Dividendo que estaba dando una conferencia en Finlandia sobre la influencia de los signos del zodíaco en el mus. Menos mal que tiene memoria de elefante y me relató al detalle la cuarta mano.
Entre que no encontraba la partida y los sponsors que quieren patrocinar el premio para el ganador del concurso, que no paran de llamar, se me ha ido el tiempo como agua entre los dedos. Lo último es un viaje de 6 días a la EEI (Estación Espacial Internacional). Estoy escuchando ofertas de los rusos y de los americanos. Mientras me decido, vamos a la partida:

Cuarta mano, los naipes caen así: Trinidad (RC54), Zaratustra (CS64), DiviD (RRC7), Conunpar (RR51)
Reparte Zaratustra. Mus visto si la mano quiere (al rey de espadas de Conunpar se le han visto las barbas).
La mano pide mus y se descarta del 5. Trinidad se descarta del 5 y del 4. Zaratustra se queda con el caballo y va a tres cartas. Dividendo tira el 7 y pide una.




Cuarta mano bis, los naipes caen así: Trinidad (RCS1), Zaratustra (RC66), DiviD (RRRC), Conunpar (RRR1).
Conunpar corta el mus y juega la grande en paso, Zaratustra dice que puede echar 2 o 3 a grande pero que por respeto a su compañero la va a dejar en paso. Entonces es Divid el que pone 3 a grande indicando que el respeto hay que tenérselo a la autoridad y en esta mesa, la única autoridad es él.
Conunpar dice que ver con las suyas es regalar piedras, salvo que Zaratustra tenga algo más firme (no ha habido posibilidad de la más mínima seña, a esta altura las cámaras de uno y otro equipo registran cualquier movimiento por mínimo que sea). Zaratustra le dice a su compañero que él en paso se la ganaba seguro, así que si encima le ofrecen dos piedras más no las va a despreciar. Total, que se ven 3 a grande.
En chica, Zaratustra envida otras 3 mirando fijamente a Trinidad, como si la cosa fuese con él. No hay consultas, no hay quiero ni revoque. La chica para C/Z.
Llegan los pares. “Esto es puro trámite, compañero”, le dice Conunpar a Zara y sale envidando 3. Saltan las alarmas, Divid contando con las tres de grande en su haber vuelve con 3 más a los pares. Zaratustra huele medias como mínimo en Divid, pero traga saliva y no abre la boca. Conunpar hace valer la mano y ordaguea a pares con tono firme.
Se detienen las rotativas, hay que analizar la noticia. La pelota está ahora en el tejado de D/T. El postre declara a su compañero que lleva tres reyes pero que la mano ha ido a una y el mus visto fue por un rey. También la mano ha cortado el mus, con lo cual los elementos tangibles indican precaución. Y estos no son jugadores de ver por intuición. Con lo cual, de mutuo acuerdo, marcha atrás a pares.
Los cuatro llevan juego. Conunpar lo deja en paso, Trini hasta el postre, Zaratustra sin seña del compa no echa y Divid pregunta: ¿Esta también es para ellos?. ¡Ni de broma!, dice Trinidad... pero para ganarme una más déjala en paso que está más segura.

D/T; ganan 3 de grande
C/Z; ganan 1 de porque no a chica, 7 de porque no a pares, 3 de pares, 5 de juego en paso, total 16
Tanteo: D/T, 26 - C/Z, 34


13 PERSONAS HAN DEJADO SU COMENTARIO AQUI:

Lorenzo dijo...

Me he tomado mi tiempo para encontrar un error importante, pero no lo encuentro. Es más, creo que es una apología del buen hacer en el mus por parte de Conunpar. Lo ha jugado como un profesional y ahí están los resultados.

Aguirre dijo...

Esto está al rojo vivo, valió la pena esperar, Duque. Aunque la excusa que has dado deja mucho que desear, pero en fin, la daremos por buena.
Coincido con Lorenzo en que está muy bien jugado, pero quizás un envite a juego por parte de Conunpar provocaba una reacción en Trinidad, para no perder todo. O al menos se hubiese llevado una piedra más.

Veodos dijo...

Yo creo que conunpar hizo bien NO envidando a juego. Fue a por todas. Tenía jugada para rematar el juego y fue a por ello. ¡Que no salió, pues mala suerte! Pero la intención era buena.

Jabato dijo...

Pues no voy a estar de acuerdo con demás contertúlios, desde luego.
Yo, en lugar de Conunpar, quitaría el mus envidando, por lo menos. ¿Qué es eso de que sin señas Conunpar se niegue siquiera a querer 3 a grande? ¿Os parece mala jugada para querer 3 o estáis pecando de “videncia”? Me vais a decir que se reserva a pares y juego; pero con un simple “quiero” no descubre la jugada, más bien lo que indica es que tiene 2 reyes. Por supuesto las tres a grande se quieren.

A pares cuando Divi vuelve con 3 más se cierran y punto. ¿o es que yendo a por una Divid no podría haber cogido duples? Ah, y a juego hay que echar de 5 para arriba, después de lo que ha jugado deben de pensar que lleva duples ¿no?

merengon dijo...

La jugada no está nada mal jugada por la mano, y de hecho mira los resultados.
Hay dos cosas que quiero señalar, una es que si conunpar echó el órdago a pares, para, con el pase de la muerte a juego, ganar el juego (que es por lo que creo que lo hizo), es una jugada maestra.
Si en cambio echó órdago porque con 3 reyes cree que gana a sus contrincantes, teniendo en cuenta que uno de ellos fue a por una, yo no lo tendría tan claro, sobre todo después de ver como reboca y empieza de postre echando a grande, en ese caso me hubiera limitado a cerrar, porque igual que le entró a divi un rey, le entra un caballo y le estropea un bonito solomillo.

Veodos dijo...

Buenas. Me incorporé tarde a esta partida, a esta pagina y a estos debates, pero esta bien, engancha, es curioso ver la cantidad de opiniones diferentes sobre un mismo asunto y todas válidas, según la optica desde la que se mire.
Sin ánimo de ir de pedante ni maestrillo con su librillo, recuerdo que cuando empecé o quise empezar en esto del mus, alguien que sabía me dijo, primero mira, mira como juegan los que saben y aprenderás más que jugando con los que no saben. Pero luego otro más sabio me dijo que no solo era cuestión de mirar sino de aprender a ver, oir lo que se dice y como se dice.
No quiero ser pesado con la introducción, pero os diré lo que veo yo, que puede no coincidir con lo que veis vosotros, pero que respetaré.
Primero y principal, yo no creo que Conunpar se niegue a ver tres a grandes. A ver si me puedo explicar con claridad, el sale jugando en paso aunque lleva jugada de grande porque ha habido mus visto y todo el mundo sabe que lleva reyes, al menos uno que es el que se ha visto, y ha ido a una carta, ahí la gran incógnita de su jugada, que él magistralmente no está dispuesto a colaborar en desvelar porque intuye que es el contrario el que tiene obligación de hacerlo y lo hará.
Cualquier jugador mediocre como yo

Veodos dijo...

Se me ha cortao creo, le he dado al botón equivocado.
Decía que ualquier jugador mediocre como yo hubiese visto a grande como dice Jabato y no descubre con eso si son dos o tres los reyes que lleva. Alguno más novatillo hubiese vuelto a grande con lo cual hubiese dado señas claras de tres reyes, hubiese perdido un montón de piedras a grande y no se comía ni un rosco a pares.
Pero Conunpar no quiere dar pista ni siquiera de dos reyes. “Ver con las mías es regalar dos piedras, SALVO que tu lleves algo más firme”, le dice al compa. No olvidemos que Zaratustra había alardeado de ganarse la grande, con lo cual Conunpar le está pidiendo a su compa que cierre el envite por él. Zaratustra es zorro viejo y captó el mensaje, la clave para mí estaba en ese “SALVO”. En todo caso si se equivocaba Zaratustra la pérdida era de dos piedras. Y también pienso (diréis que pienso mucho J) que Conunpar no hubiese dejado sin ver ese envite en caso de que su compañero no le hubiese entendido. Habría visto igual, diciendo como se suele decir a veces, “ver para perder” o algo así. Pero la estrategia de no darle casi importancia a la grande ha sido de libro. Todos sabéis que eso hace que el rival crea que tenemos buenos pares y/o juego.
Y Conunpar necesitaba que el contrario creyese que su jugada eran los pares y no el juego. Porque sus pares no son tan buenos como parece habiendo ido el postre a una, como dice Merengón creo. Pero se hace fuerte porque magistralmente echando tres como quien no quiere la cosa, “de puro trámite”, diciéndole a Dividendo que sus pares son dos reyes y no tiene nada que hacer, provoca la reacción que le dará la pista para echar ordago o no, y liberar su estrategia a juego.
Yo creo que la pista está clara en los tres tantos con los que se vuelve Divid. Si hubiese metido duples, no tendría tan claro que había ganado grande. Eso lo pienso en lugar de Conunpar, sin saber que Divid va con RRC, podía ir con RR1, 441 o cualquier combinación para buscar duples. El hecho de que envidó tres a grande no me dice nada a pares. Y con duples, sin tener la grande segura, un jugador que sabe vuelve con más, no con solo tres. Vuelve con tres porque lleva tres reyes, se cree ganador de grande y con otras 6 de pares más sus pares, se pone las botas. Se pone en 34 sin arriesgar.
Eso creo yo que es lo que leyó Conunpar y por eso se jugó un ordago a pares tan tranquilo, y saboreando lo que vendría a juego.
Alguien dice por ahí arriba que debió echar 5 o mas a juego, porque su jugada fue de duples. ¿eso para qué, para que el contrario le vea? O sea, acaba de echarlos para atrás a pares y les mete firme a juego? Solo un tonto haría eso sin llevar la una y solo otro más tonto vería eso en un caso así.
Si le han hecho jugada de duples, lo mejor es dejar el juego para el contrario, como él hizo, y esperar que le lanzen el bocado calentito. Pero los otros no son tontos, para que arriesgar, yendo aún por delante según sus cuentas y creyendose ganadores del juego. Está claro que Conunpar no va a ver ni un envite si no es con la una. ¿Y vale la pena arriesgar para llevarse una de porque nó? Ha estado bien jugado en paso también.
Buahhh, cómo me enrollo, lo siento gente, pero me ha gustado esto.

Vene, gracias por el correo, te dije que vendría y he cumplido. Y tal vez me quede, para desgracia de esta gente. xD

Nerea dijo...

¡Ay, que me mareo!
Si no tenía seña de la mano, ¿cómo cerró Zaratustra el envite de 3 a grande, sabiendo casi seguro que perdía y además, yendo detrás en el marcador hasta ese momento?
¿Puede ser ese el error?

P.D.: Vega, no soy de Aries. Perdon por no responderte pero he estado fuera. Cariños para todos.

Crespin8 dijo...

Porque lleva pares, aunque sean de seises. Cerrando el envite evita que su compañero se descubra, que por lo menos un rey sabe que lleva, ha ido a una y ha cortado el mus.
Luego el hace creer que lleva dos reyes al ver la grande y puede robar los pares.

Jabato dijo...

Habéis mencionado 2 veces, al menos, la maestría de Conunpar y otras 2 los resultados de la jugada. Respecto a los resultados pienso que no podemos juzgar a toro pasado. Una jugada es buena o mala independientemente del resultado. Un poner, si queremos, empezando el tanteo, un órdago a juego con 34 de postre y ganamos, está muy mal jugado por mucho que hayamos ganado.
Lo de la MAESTRÍA de Conunpar, ¿cómo serán los aprendices? Lo único cierto es que con 3 reyes se gana la grande en un porcentaje de veces elevadísimo con lo que estamos regalando 4 piedras (una que se llevan y 3 que no queremos, incomprensiblemente, ganar) y todo para arriesgar atolondradamente a la peor jugada que llevamos (los pares) con un órdago, y pasarse a la única jugada invencible: la 31.

¿Dónde está la maestría? Puedo entender el paso en el juego por ver si me entran; pero de ninguna manera se debe arriesgar a pares, si llevan duples van a querer y ganar (el juego entero) y si llevan medias no, con lo que ya nos llevamos las 6. Más 2 de medias, más el par del compañero, más (normalmente) 3 de grande, más 6 de juego. O sea, en condiciones normales C/Z se hubieran puesto en 36 tantos después de ir perdiendo por 5 (y la chica está en el aire), y a Conunpar (quizás para hacer honor a su nombre) no se le ocurre otra cosa que la “jugada maestra” de echar órdago a pares. Vaya..., vaya...,vaya...

¡Ah! y se agredece el toque femenino, Nerea.

Veodos dijo...

¿Qué donde esta la maestría, dice el Jabato? Quiero creer que no has leido bien. Claro que si llevan duples van a querer y ganar, y si llevan medias no, como ha sucedido.
Pero la maestría está en saber que no hay duples en divid. Y eso se sabe envidándole 3 como hizo Conunpar y esperando respuesta. La respuesta indica que no hay duples, porque con duples el divid iría a comérselo. Yo creo que con duples, Divid no puede contar con las tres de grande seguras y no se va a conformar con ganarse dos piedras más. Va a ir a por el juego o al menos quedarse en las puertas de salida.
Siempre por supuesto si hablamos de jugadores con lógica y que saben de esto y no de las damas de beneficencia de las que hablan en este blog (por cierto, me he reído mucho con la historia)
El postre vuelve con 3 y lo hace bien, porque sus datos le dicen que puede haber dos reyes en el mano y como mucho otros dos en Zaratustra. Si es así, se gana 4 con el deje si la mano no quiere y 6 si la mano quiere. Pero el órdago ya le indica que puede haber algo más y se echa atrás. Claro que divid pudo haber pensado que Conunpar tenía duples dado que fue a una, y haber cerrado las 3 primeras sin arriesgar con otras 3. Pero no lo hizo y es que tres reyes de segundas dadas son muchas medias.
Pero Conunpar, sabiendo que el postre puede llevar tres reyes como él, tiene que ir a rematar como ha hecho, por si le ven. Está más claro que el agua.

memonic dijo...

Los que ya me conocen, saben que no soy muy amante de las matematicas y las estadisticas, en el mus, asi que solamente voy a opinar sobre el ultimo lance de la partida:

Si yo soy el compañero de "conunpar" todavia le estoy corriendo a gorrazos por no mandarme envidar al juego.

¡Ay!, aquellas discusiones con "vega", ¿donde estas corazon?.

"Trinidad", tenemos algo pendiente, y hay que solucionarlo lo antes posible.

Salud.

Jabato dijo...

Salgo a darme un paseo relajante por el barrio. Me encuentro a mi paisano Félix, como no tiene otra cosa que hacer, siempre me lo encuentro. ¿Cómo va todo? Bien..., tengo prisa, Félix. Yo también. ¡Uf...! Menos mal... Compro el pan. Me detengo ante la tienda de música. Entro. Antonio Vivaldi, “Las 4 estaciones” (esto es relajante, pienso). Mauricio Ravel, “El bolero”, un poco monótono, pero un “10” por los recuerdos ya algo lejanos que evocan sus notas. Busco a Tchaikovsky, “El lago de los cisnes”, eso sí es relajante. No hay forma, otra vez será. De vuelta a casa. Académia Nocturna. Entro. ¿Enseñan a leer? Claro. También a discurrir relajadamente. Sin pensarlo un momento me apunto.
Ya en casa, con “la primavera” de fondo escribo estas líneas..., tranquilamente..., todo sea para evitar la valeriana..., y la tila... Luego a comer y a ganarme el sustento de cada día. Con tranquilidad..., con sosiego...