¡Pásame las señas!

02 enero 2006

Daba gusto jugar al mus con el Ñande. En mi vida conocí a alguien que pasase mejor las señas que él. Era un experto, ¡no le pillaban nunca!. Para su compañero resultaba un chollo, siempre jugaba con 8 cartas. Tal vez por ser horrorosamente feo que la gente no quería ni mirarlo, pero nadie le sorprendía pasando una seña. Parecía que hubiese llegado último al reparto de caras.
Todo lo que tenía de simpático, lo tenía de feo. ¡Y cómo le gustaba jugar al mus! Apasionado como nadie por este juego. El tiempo libre que le dejaba el trabajo en el campo lo consumía jugando.
Cuando el año pasado, por Navidad, vino su primo segundo que vivía en Estados Unidos se comprobó que no llevaba muy bien lo de ser tan feo, aunque aparentaba lo contrario. El 25, después de comer en familia, se fueron los dos al bar a tomarse unas copas con los del pueblo y echar la partida. Las bromas sobre la fealdad del Ñande (le decían así por lo de ñandertal) eran recurrentes. Entonces el primo sacó el tema de los trasplantes de rostros que se hacían en América a través de técnicas de microcirugía. Como en la peli esa del Travolta y el Nicolás Cage en la que el terrorista y el poli se cambiaban las caras y no se sabía quién era uno u otro. Eso ya había dejado de ser ficción allí y este tipo de trasplantes estaban a la orden del día. Solo era cuestión de esperar a que se muriese alguien con la cara que te gustase, ir a la familia y pedirle que donara la cara para un transplante, como si fuese un riñón o cualquier otro órgano. Pero de los trámites burocráticos se encargaban las clínicas, tu solo tenías que poner la pasta y esperar a que aparezca tu cara favorita.
Entre una mano y otra, envite va, envite viene, el Ñande tomaba nota. Tanto fue así que ni bien se marchó el primo para Estados Unidos se puso manos a la obra. Vendió todo lo que pudo, pidió créditos y con algunos ahorros que tenía se fue para Nueva York. Cuando volvió al pueblo, al cabo de unos meses, no lo conocía ni su padre. Se había muerto uno que era idéntico al Brad Pitt. Para identificarse tenía que abrir la camisa y enseñar la cicatriz que le cruzaba el pecho de cuando se cayó del tractor en marcha.
La implantación de los músculos faciales no era sencilla y traía locos a los médicos. Era necesario conectar con precisión los nervios que transmiten los movimientos. El Ñande, que iba escaso de recursos económicos, manifestó que esa cuestión no le importaba demasiado. Él quería tener una cara guapa y que los del pueblo no se mofaran más. Y en cuanto a lo de ser atractivo, lo logró. Se paseaba por las calles orgulloso como un pavo real. Era de lejos el más guapo de la comarca.
El drama dio la cara, nunca mejor dicho, cuando retomó su pasión por el mus. Esa cualidad que lo identificaba y le había subido a los altares como uno de los mejores jugadores de la región se había quedado en un quirófano de Nueva York. El trabajito que le habían hecho lucía espectacularmente por fuera, pero las conexiones nerviosas no habían quedado muy bien que digamos. Cuando quería guiñar el ojo para la 31 se le salía la lengua para un lado como si tuviese tres pitos; si intentaba morderse los labios para indicar dos reyes, se le subían las cejas; al pasar medias se le cerraban los ojos como si estuviese ciego. ¡Para colmo era tan guapo, que no le quitaban ojo de encima, ni los contrarios ni los mirones! No solo le pillaban todas las señas, sino que además eran falsas.
Hoy en día continúa jugando, no ha perdido la afición por el mus... pero para pasarle la 31 al compañero tiene que sacar la lengua hacia un lado. ¡Eso sin que lo vean, claro! Lo mismo que para guiñarle el ojo a una dama.

18 PERSONAS HAN DEJADO SU COMENTARIO AQUI:

conunpar dijo...

Genial la historia del Ñande, te felicito!. Este y Makelele harían una pareja histórica.
Lo mejor de todo es que gracias a ella he entendido una anécdota que me sucedió no hace mucho y todavía no podía creer, te cuento:
En una ocasión estuve en New York y me llamó la atención un tío muy feo que estaba sentado en un "Cofee Shop" de la 5ª avenida enseñando a jugar a unos amigos a las cartas.
Cuando me acerqué observé sorprendido que ese juego era, ni más ni menos, que el Mus!.
En cuanto hicieron un receso me acerqué al tipo feo y al identificarme como Maestro Muslari este me invitó a un "American Cofee", de esos que parecen agua chirri, y me explicó que tiempo atrás visitó España y aprendió los secretos del mus, pero que con lo que no conseguia defenderse era con las señas.
Me confesó, con evidente rubor, que consiguió "enredar" a un pariente suyo español, que era genial pasando señas en el mus, para que viajara a los Estados Unidos a fin de cambiarse la cara, alegando una falsa "moda" y novedosa técnica quirurgica que el bonachón de su pariente se tragó.
Tras conseguir su objetivo, en connivencia con un falso cirujano que en realidad se dedicaba a hacer máscaras de látex para los estudios de Hollywood y que le enganchó directamente con Loctite la cara de Brad Pitt, mi nuevo amigo yankee se apropió de la cara del pariente.
Su intención no era otra que una vez poseedor de tamaña maravilla neuro-muscular, implantársela él personalmente, puesto que al ser parientes no habría rechazo alguno y de este modo podría por fin alcanzar la asombrosa coordinación de movimientos faciales que el primero ostentaba. Gracias a ello, actualmente era el campeón americano de Mus profesional, que por lo visto en ese país da para vivir muy bien.
Ante tal alucinante historia le pregunté que ocurriría si el pariente ese se arrepentía y regresaba a américa para recuperar su cara, a lo cual el yankee me contestó en un perfecto inglés "that you gave, hasn't return", o lo que es lo mismo "lo que se da no se quita".
AHORA POR FIN LO ENTIENDO TODO.

Malagueño dijo...

¡Hola!
Me a recomendado un amigo esta página y estoy leyendo poco a poco.
Pero hago una pregunta que me pasó el otro día jugando. Hice seña de ciego y el contrario me vio. Al terminar la mano vio que tenia dos sotas sin juego y me dijo que no podía pasar seña de ciego si llevaba pares. Que ciego es no llevar nada de nada.
¿?

trinidad dijo...

Se podria pensar que apodandote "Malagueño" estarias jugando en el sur de España, y ahí lo pares no tienen seña, pero no tiene que ser necesariamente así. Te digo esto porque en el mus, mal que le pese a tu amigo, no existe un reglamento unico y aplicable por igual alli donde se reunen cuatro a jugar una partida.
Es de sobra conocido, por ejemplo, que en el norte de España "la boca hace juego", y en la zona centro la boca no hace ni juego ni nada y se miente hasta el ultimo suspiro. Asi que, en esto del mus hay que tentarse la ropa antes de emitir un juicio absoluto. No obstante, dado que hay campeonatos, mas o menos importantes, que pretenden ser atractivos sea cual fuere la procedencia de la pareja, se tiende a una unificacion de criterios, que en cada sitio establece el organizador del evento con mejor o peor fortuna. Es decir, hay que acogerse a lo que diga el reglamento de ese torneo. Si por el contrario la partida es entre amigos o conocidos, hay que acogerse a la costumbre del lugar o determinar con que reglas se va a jugar.

Normalmente, en casi todas partes, la seña de ciego se hace cuando no se tiene otra jugada con seña propia. Dos sotas, dos cincos,dos cuatros, etc. no tienen seña propia, luego en principio se podria hacer el ciego, salvo que llevaramos juego o punto, que como tienen seña propia, invalidaria el supuesto de ir ciego. Hay algunos pocos sitios donde los pares si tienen seña (girar la cabeza a un lado), en esos lugares no se podria hacer el ciego con dos sotas.
Sabio refran el que aconseja que donde fueres haz lo que vieres, que tiene la ventaja de que como es para todos igual, simplemente hay que acostumbrarse, aunque siempre puede salirte algun malaje que para imponer su opinion te aporrea con el tema del reglamento, como si reglamentos solo hubiese el suyo.
Afortunadamente las señas son muy parecidas en todos los sitios.

conunpar dijo...

Tras tamaña ilustración y a la par demostración de nuestro amigo trinidad, no puedo menos que felicitar a mi colega, si se me permite tal calificación, quien de forma escueta, concreta y acertada ha respondido al neonato (en cuanto a su reciente llegada al blog me refiero, claro está) que esperamos se sume a "esta nuestra comunidad". Tras ello solo puedo decir que coincid al 100% con el criterio de trinidad.

Malagueño dijo...

si, soy de málaga pero vivo en Madrid. Aunque juego en Málaga de vez en cuando cuaundo voy a visitar a la familia, pero el caso que conté fue aquí, en Madrid.
Era una partida entre conocidos, pero el señor que me hizo la observación era la primera vez que jugaba con nosotos. Yo tenía entendido eso que dice Trinidad, que la seña de ciego valía cuando no se llevaba jugada importante, de las que tienen seña establecida. La verdad que es un lío, cada uno dice: "en mi pueblo vale tal cosa o no se puede hacer lo otro". Y no te vas a poner a establecer antes de una partida qué señas valen, cómo se hacen, etc. Como mucho dices que se juega a 30 o a 40, que no vale la real y poco más.
Luego en mitad de partida sale uno haciendo seña de solomillo, como tirando un besito y el otro dice que eso es seña de juego. Y se arma la tangana, en el buen sentido, que nunca llega la sangre al río, pero la discusión está servida.

JOKI dijo...

Hola!
Hoy mismo he visitado por primera vez esta página y también etoy leyendo poco a poco todos los contenidos, pero por el momento me gustaría comentar un tema en concreto.
Es sobre la cuestión de Malagueño, ya que en nuestro grupo de amigos también nos ha surgido alguna vez esta duda, ¿ciego es no tener "seña" o no tener "ni par ni juego"? Nosotros optamos por "no tener ni par ni juego" pero cierto es como dice Trinidad, que no existe un reglamento único y ya que jugamos entre amigos pues aplicamos lo acordado entre nosotros. De todas formas me gustaría que alguien me confirmara una cuestión, supongo que para vosotros "sacar los labios cerrados hacia afuera" es seña de "juego" (que no sea 31), ¿me equivoco?. Viene al caso ya que para nosotros la seña de juego no existe y esto mismo (sacar los labios) es seña de "solomillo" o "la bonita". Esta es la explicación de que "ciego" sea "no tener ni par ni juego", ya que para nosotros no hay seña de juego simple y sería absurdo poder pasar "ciego" cuando podrías tener 35 puntos y por contra no poder hacerlo cuando tienes 30 ya que esta jugada sí tiene seña establecida(alzar los hombros).
Para vuestra información juego en Barcelona (por cierto, en Catalunya sí se juega al mus y cada vez más, hay varios clubs con bastantes socios) y fuera de mi círculo de amigos la cosa es diferente pero tengo esta duda ya que nosotros no nos hemos inventado la seña de "solomillo", me gustaría saber que opinais de este tema.

jabato dijo...

Totalmente de acuerdo con Trinidad y Conunpar. En cada sitio se juega de una forma y la ciega solo se puede hacer si no tenemos jugada con seña establecida. Bien está que en cada lugar tengan sus costumbres, pero yo propondría a los que de alguna manera tengan algo que decir en esto del mus (federaciones, asociaciones, peñas...) que se reúnan para elaborar un reglamento único e intentar así unificar criterios. De esta forma el Mus empezaría a tomarse aún más en serio.

El juego es un principio inherente a la naturaleza humana. Nos afecta a todos.
BURKE

memonic dijo...

No quisiera con este comentario dar o quitar, confirmar o no confirmar, pero hay razonamientos que no hay quien los mueva como el de nuestro amigo Trinidad ---"Te digo esto porque en el mus, mal que le pese a tu amigo, no existe un reglamento unico y aplicable por igual alli donde se reunen cuatro a jugar una partida."-----
Una verdad como un templo. Pero quiero hacer este breve inciso, Yo soy manchego y en la mancha la boca no hace juego, porque para nosotros el "mentir" con la boca es la salsa del mus, pero las señas son sagradas y nosotros entendemos que si se tiene pares no se puede hacer la seña de ciego aunque la jugada que se lleve no tenga seña propia, imagine por un momento, usted y su compañero tienen pares, se corta el mus y todo en paso, solamente ustedes llevan pares se apuntan dos piedras, ¿luego cree usted logico que llevando pares se debe pasar la seña de ciego?. Yo entiendo que esa seña se debe de pasar cuando no tienes ni pares, ni juego, ni 30 al punto.

La seña de solomillo "el beso" es otro tema, no debe de ser seña valida en ningun torneo que se precie, es como si alguien se inventara la seña de RRC1, tocandose los co.......
jejeje.
Un saludo.

Catalino dijo...

PARA JOKI (disculpad los otros "compañeros foreros"):
Estimado "colega", dices que juegas en Barcelona? seguro que nos conocermos. Ya me dirás que club o grupo es el que frecuentas y a ver si de este modo se quien eres. Un saludo.

El Duque2UNA dijo...

Bueno, para poner un poco de orden en esto de las señas, os diré las normas que se aplican en este blog.
¡Aquí no se puede pasar seña de “ciego”! ¡Está prohibida! Si no llevas nada, estate calladito y lee. Pero si llevas algo, más te vale dejarlo aquí en un comentario, porque si descubrimos que llevas algo y no lo has transmitido, date por muerto.
¡Ahhh, y no se puede mentir! El único que puede mentir es el Administrador.

¡Continuad jugando, Sres.!

JOKI dijo...

Hola de nuevo. Con respecto al tema de la seña de "ciego" y después de consultar el Reglamento de la Fereración Española (www.amarraco.com), creo que lo que allí se indica es lo más coherente, lo deja claro y soluciona cualquier posible dilema. Es decir, en dicho Reglamento vemos que la seña de "ciego" puede pasarse siempre que no tengas una jugada con seña establecida pero a su vez introduce una nueva seña, (digo nueva porque yo no la conocía) la de "pares", que es "girar la cabeza a un lado" (para mí eso es cortar el mus), así no puede darse el caso que nos comentaba memonic, donde pasando ciego podrías sacarte dos piedras si los demás no tienen pares. Personalmente estoy totalmente de acuerdo con él. Es más, si sólo podemos pasar "ciego" cuando no tenemos una jugada con seña (y no existe una seña para "pares"), podría llegar a darse el siguiente caso:
· La pareja mano está con 36 piedras y la pareja postre con 38 piedras, el mano pasa una seña de "ciego" a su compañero el cuál se da mus también porque no tiene nada bueno. Por otro lado el postre ha visto pasar la seña y le dice a su compañero rápidamente que corte el mus ya que tiene juego y dejándolo todo en paso ganan, con 2 piedras se salen, partida ganada no???...y además el contramano también tiene juego...y ahora lo llevamos al extremo, los dos tienen 31!! para rematar la partida!!
Pues imaginemos que las cartas son las siguientes: Jugador1 (mano) R+4+4+1 ;Jugador2 S+C+7+4 ; Jugador3 1+5+5+4 y Jugador4 (postre) S+C+6+5...La pareja postre lo deja todo en paso, ¿quién gana??? pues resulta que gana la pareja mano!! la que ha pasado ciego!!! Se llevan la Grande y la Chica en paso más 2 puntos de sus pares que son 4, esto sumado a los 36 puntos que tenían se salen antes y ganan...
Ya se que es difícil que pase esta situación y que igual se jugaría de otra forma, pero puede pasar tranquilamente, y en mi opinión no es nada justo. Si es que en ese caso yo hubiera cortado de postre con 33!!...y ya me hubiera sentido victorioso, no?
PARA CATALINO: No creo que me conozcas porque hace poco tiempo que soy socio del Club de Mus de Badalona y no he jugado torneos abiertos, sí jugué en el que se celebró en el Casino de Barcelona recientemente, pero seguro que en un futuro nos encontraremos en alguno de ellos.

KIKE dijo...

Hola a todos.

Para mi ciego es no ver nada y para no ver nada no tienes que tener ni par ni juego. Está claro que existen muchas maneras de jugar, bueno más que muchas maneras muchos matices pues lo básico siempre permanece pero eso de las señas de pares es la primera vez que lo oigo y eso que he jugado mucho y variado (en diferentes sitios vamos, a saber castilla, euskadi, catalunya y andalucia). Y la de juego sí que la he oido pero no está extendido su uso (me repito: donde yo he jugado claro).

Y de la jugada que dice joki si que es una putada pero la verdad es que con 36 a 38 no sé si es prudente esperar a sacarte el juego. Bueno lo digo a toro pasado así que no tiene mérito.

Para Catalino: yo también juego en Barcelona, es más jugué el campeonato del Casino de Barcelona con Joki de pareja y no ganamos para no abusar...

conunpar dijo...

Estimados Joki y Kike, seguro que nos conocemos, no en vano yo he jugado muchos años en el club de Badalona y conozco a todos los que van por allí aunque hace algunos meses que por diversas obligaciones sustituí los "viernes de Badalona" por los "Jueves de Barcelona" (juego en el Business Mus Club). Si a pesar de todo hace tan poco que váis por Badalona que no hemos coincidido, por fuerza debimos conocernos (aunque sea de vista)del Campeonato que comentáis en el Casino (Campeonato de Cataluña), puesto que gracias a vuestro altruísmo (tal como dice Kike "para no abusar"), y el de aquellos contra los que jugué, al final fuí yo quien lo ganó!!!.
Por tanto si conocéis a la pareja Jordi - Antonio, ya sábeis quien soy y en tal caso espero que os identifiquéis inmediatamente!!! (Por favor, dejadme un mail de contacto).
Un saludo y hasta pronto!
(Ruego disculpas a los otros foreros por este "toma y daca" entre los tres, no es mi intención aprovechar este foro para conversaciones privadas, pero es que no aparece el correo de los "compañeros catalinos" para poder hacerlo directamente. En todo caso la conversación es asimismo positiva para que aquellos que dudábais de la afición musística en Cataluña, podáis comprobar como en efecto el Mus ya no tiene fronteras y aquí existe una afición que aumenta vertiginosamente, disputando a lo largo del año muchos torneos OPEN e incluso, como habréis observado, un campeonato de Cataluña).
CATALINO

El Duque2UNA dijo...

¡Vamos Jordi, que sabes que esas disculpas no tienen lugar!
Este sitio está encantado de que participéis, de que opinéis y de que os reencontréis.
Si queréis dejar un correo de contacto aquí, no hay problema. Y si no, hay un link en la principal a mi correo, lo podéis dejar ahí que con gusto haré de intermediario.
No dudo de la afición musística catalana, pero estoy empezando a dudar del nivel. ¿Verdad que ganaste ese torneo? ¡Joki y Kike! ¿qué habéis hecho? Tanto altruismo... ¿cómo detenemos ahora el monstruo que habéis creado?

trinidad dijo...

A pesar de que estoy entretenidisimo con los regalos que me han traido los Reyes (un PC nuevo a mi hijo que inmediatamente le he mangado) no me resisto a añadir un par de comentarios mas a esta enriquecedora cuestion del "ciego".
Primero decir que la seña de "pares" (girar la cabeza), deberiamos de olvidarla a la misma velocidad que algunos se han enterado de que existe. Creo que es una antigualla de algunas zonas del cantabrico que se introdujo en el reglamento de la FEMUS con la intencion de aglutinar. Se cedia en este punto para poder oponerse en otra cosa.{Lalo nos lo podria aclarar mejor} Realmente no solo no se usa sino que provoca mas confusion que otra cosa. Es facil imaginar que un giro de cabeza se hace casi sin darse uno cuenta. En un contexto donde casi no se hable y se juegue a gran velocidad puede tener algun sentido. Jugando a 30 piedras, puede que tambien, pero fuera de estos supuestos, creo que es inviable.
Y segundo, que para definir el contenido de la seña de ciego (que no deja de ser una seña como otra cualquiera)habria previamente que atender a la naturaleza de la propia seña. Si todas las demas señas nos informan de que poeseemos "algo" para cualquiera de los lances del juego (sea grande, chica, pares o juego/punto), parece claro que la naturaleza de esta seña no es de tipo positivo, pues no informa de la posesion de algo, sino de tipo negativo (no ayudo a ninguno de los lances), lo cual no excluye que se lleve rey-caballo, o as-cuatro, o incluso dos miserables sietes. Pero quien no ha ganado mas de un juego en situacion obligada con cualquiera de esas tres combinaciones. Son cartas para querer mas que para echar. Alguno podria decir que no es lo mismo tener dos caballos al final de juego que al principio, pero eso nos llevaria a determinar que es "final de juego", con lo cual en vez de resolver un problema creariamos otro. No podemos establecer diferencias de criterio para los finales de juego que para el resto del mismo. Un juego es una "unidad" que empieza y acaba con unas normas para todo su desarrollo. Y la realidad es que a dos sietes a principio de partida no le damos ningun valor, por eso ni tiene seña ni nos preocupa que que no la tenga. Nadie la echa en falta y caso de que hubiera seña y la usaramos la informacion es imprecisa, pues no sabremos si el compa tiene dos caballos o dos cuatro. Por eso caso de pasar seña, pasamos la de ciego, como queriendo decir: compa conmigo no cuentes esta mano, pues aunque llevara dos sietes y envidara no puedo aguantar un revoque.
Los "pares" es un lance mas del juego, "tener pares" te habilita para jugar ese lance, pero tener dos sietes no te habilita demasiado, por eso practicamente renuncias a disputar ese lance y tranquilamente haces la ciega. Cosa distinta es cuando decides cortar con esos dos sietes. Entonces no haces la ciega ni nada, cortas y a jugar.
Entiendo que se debe poder hacer la ciega con dos sietes, pues es precisamente la informacion que quieres pasar a tu compañero, "compa no llevo nada digo de decirte".

jabato dijo...

Daré mi opinión sobre la seña de la “ciega”. Tanto los que opinan que 2 sietes no es jugada de entidad y por tanto se debe hacer la ciega con ellos (en realidad desde dos cuatros a dos caballos), como los que opinan lo contrario pueden llevar su punto de razón. Yo me inclino por lo que opina Trinidad, quizás porque es lo que se suele hacer más comúnmente. Sin embargo, sigo pensando que lo más importante es tener un reglamento claro y unificado para que todos sepamos a que atenernos.

pobote dijo...

Llevo tiempo leyendo estos blogs y podrían actuar como la base del reglamento del que hablas Jabato. Pero como no se lo digas a Zapatero ya puedes cantarle a la luna.
De todas formas tu opinión no se inclina hacia ningún lado, todo vale, ese es tu argumento. La fuerza de la costumbre no es la mejor razón para determinar cual es la interpretación correcta de la seña de “ciego”, hay que tomar una posición y Trinidad, a base de los peñazos que nos mete (y que continúen), deja las cosas bastante claritas.
Hola a todos y enhorabuena por lo bien que lo hacéis.

jabato dijo...

Amigo Pobote, bienvenido a esta “nuestra comunidad” no solo como lector, sino también como colaborador, espero que sigas opinando para que podamos enriquecernos con tus sabios argumentos.
No es que no tenga opinión, ya dije que me inclinaba por lo que dijo Trinidad. Por supuesto que tengo mi opinión en este tema y otros muchos. Sin embargo, precisamente no es este tema el que más me quite el sueño en esto del mus. Si hacemos la “ciega” (o el ciego como decís vosotros, no se como es más correcto) sin pares, ni juego, ni 30 al punto habría que poner una nueva seña (como en la FEMUS) por lo que, en puridad, pudiera ser más correcto, pero podría empezar a ser perjudicial tanta seña. Porque en lo que sí estoy de acuerdo es que la ciega se haga cuando tu jugada no la ampare ninguna otra seña establecida. Para no tener que incluir tan enorme cantidad de señas, y porque lo que ya hay construido en el mus es mucho, es por lo que prefiero que la seña incluya los pares pequeños. No obstante, en este caso y solo en este, prefiero un mal acuerdo a no haber acuerdo; es decir, que en cada sitio se juegue de una forma y que haya siempre que decir qué significa la seña de ciega. Por cierto, se suele hablar de si vale o no vale la real, si la boca hace juego o no y otras cosas, pero la seña de ciega ni la mencionan.
Quizás no sea este el foro más indicado para intentar unificar posturas, pero es una idea que alguno de los participantes en este BLOG pudiera empezar tomarse en serio y, con más influencia de la que pensamos, comenzar a mover pieza. A los políticos yo los dejaría fuera, no sea que dejen esto irreconocible después de pasar por sus manos.