JUGANDO AL MUS: "La veintiuna"

16 diciembre 2005

La veintiuna se llama en el argot del mus a la combinación de tres cartas que suman 21 puntos, con lo cual yendo a una y metiendo una figura de las 16 que hay en el mazo (4 sotas, 4 caballos y 8 reyes), haríamos 31 para juego. Pueden ser dos figuras y un as, 6 y 5 con figura o 7 y 4 con figura.
Este descarte solo es válido si se es mano y con ciertos matices. Antes diré que algunos buenos jugadores de mus consideran este descarte válido también, y en algunos casos, si se es 2º en el orden de la mesa, cosa con la que no estoy de acuerdo pero respeto esas opiniones. Lo que no es de recibo es quedarse a la 21 de 3º o de postre.
Ahora vamos a los matices. Desde el comienzo y hasta los 30 tantos aproximadamente, en una partida a 40, quedarse a la 21 tiene que ser una opción elegida ante un mal descarte. Es decir, si tengo de mano CS1, 47S, 47C, 65S, 65C y una cuarta carta que no haga juego obviamente, ante la disyuntiva de ir a cuatro cartas, es mejor quedarse a la 21 e ir a una carta.
Si en el mismo tramo de la partida, esas 21 antes mencionadas, en vez de ser con caballos o sotas, son con un rey, es mejor opción ir a tres cartas quedándonos con el rey. Claro que pasados los 30 tantos y si vamos por delante, siempre será buena opción la 21 de mano, sea con sota, caballo o rey.
En el caso de que la 21 esté formada por un as y dos figuras (dos sotas, dos caballos o dos reyes), siempre es bueno quedarse a ella, porque no solo hay catorce figuras más que pueden entrar para hacer 31, sino que también hay 7 pitos más que pueden formar duples. El descarte a la 21 es una apuesta arriesgada. Por eso mayormente debe ser usado como alternativa a un mal descarte y de mano. Si sale bien, nos sube la adrenalina. Si sale mal, nos entra dolor de barriga.
Solo hay que quedarse a la 21 de 2º, 3º o 4º si es con pares de figuras y as. La opción de quedarnos con un rey y desechar la 21 en los tres primeros cuartos de una partida es mejor porque estamos primeros en el orden del reparto y nos pueden entrar más reyes, frenando la fuga de los mismos hacia los contrarios. Pero además, si entran pares y juego malos, al ser mano y jugándolos bien les podemos sacar más rédito que a una 31 sin pares. Todo esto no hace más que reafirmar que la opción de quedarnos a la 21 tiene que ser ante la alternativa de un mal descarte, de mano.
Si no entra a la primera y por esas casualidades de la vida vuelve a haber mus, hay que morir con las botas puestas e insistir. No se debe cambiar de caballo en mitad del río. Por último, una apostilla: hay jugadores que al ver que su mano va a una carta, intuyendo que van con 21 y previendo que no meta lo que busca, también optan por ir a una. Bien porque tienen posibilidad de hacer juego para sumar o algunos pares que pueden convertirse en duples. El objetivo final es impresionar a los contrarios yendo ambos a una carta, para que no lo corten con poco y haya posibilidad de más mus. Personalmente, me mantengo en mis treces, siendo mano prefiero que mi postre no me engañe yendo a una y busque los reyes, si puede.
¿Se debe cortar si entra la 21 a la primera? ¡Ah... amigo! ¿Eso quién se lo puede responder? Dependerá de la partida, de los contrarios, de las musas inspiradoras... Si entra la 31 en el segundo intento porque hay dos muses, no lo corte, hágame caso. En el 98% de las veces lo cortará el contrario (eso debe venir en el libro ese de “Las probabilidades y el mus”, ¿verdad Berlanguero?).

7 PERSONAS HAN DEJADO SU COMENTARIO AQUI:

trinidad dijo...

No, el libro que nombras no trata del comportamiento de los contrarios después de dos muses. Eso viene en el libro de Harry Potter, capitulo de capirotes, hadas y fantasmas.
Dices que quedarse con 6 5 o 7 4 y una figura puede ser un descarte interesante de mano. Prácticamente casi siempre que se vaya por delante. El calculo probabilístico nos dice que se cojera 31 un 40,5% de las veces. Así que un 59,5% puede que no cojas ni 31 ni pares, ni nada. Un negocio cojonudo. Y eso por tener un mal descarte con las 4 cartas iniciales. La verdad es que es un problema, pero como todos los problemas vamos a diseccionarlo.
Para estar dentro de los supuestos que enumeras vamos a suponer que vas ganando 27-14. Te entra C 7 5 4. No sabes nada de tu compañero y os dais mus. Los contrarios que están prácticamente obligados a cortar con un pimiento, también se lo dan porque los pobres tampoco llevan nada.
Te quedas con la veintiuna -C 7 4- y no rezas porque llevas 13 tantos de ventaja. Los demás se quedan cada uno con una carta (obviamente figuras), así que de las 16 figuras ya solo queda un máximo de 12. Pudieran ser menos si se han tirado sotas y caballos. (Este supuesto (16-4=12) ya no lo recoge ni el libro de Gil, que pienso incurre en este error constantemente). De las 24cartas que quedan en el mazo solo 12 o menos pueden ser figuras. Tu probabilidad de coger una parece ser de un 50%, posiblemente sea menos.
a)Si te entra la 31 ganaras el juego pero salvo que tu compa lleve duples (y buenos) solo puedes aspirar a ganar eso. Un máximo de 7 piedras (3+3+1, treintiuna los dos mas porque nó a juego). Los contrarios ganarían mínimo 5 (grande, chica, 2 de pares mas porque nó) y si llevaran medias o duples pudieran ser más. Como no sabemos si tu compañero habrá cogido juego, ni ellos duples, lo vamos a dejar en que ganas 6 piedras y ellos también 6. Total de 27-14, pasamos a 33-20. Está pero que muy bien.
b)Pero si no te entra la figura y a tu compa tampoco duples muy buenos te vas a ganar la chica y gracias. Y ellos se ganaran, grande, pares y juego, mínimo 8 y puede que más. De 27-14 pasaríamos a 28-22 (como poco). ¿eso es bueno o malo?
Yo creo que el Makelele tendrá algo que decir. Y Nerea. Y Berlanguero. Y, please, cualquiera que lo lea, que lo que interesa son las respuestas. Por cierto, ¿y Marili? ¿Que diría Marili?

Miguel FM dijo...

Si entra una figura a la 21 pasas de 27-14 a 33-20. Y si no, 28-22. No tengo dudas que la primera opción es buena, ya qu te acerca más a la salida. Y la segunda no parece tan mala, si sigues delante. Pero vueno, hay que arriesgar si no ganas. Yo me quedo a la 21 en cuanto tengo posibilidad. Será porque me entra con facilidad. Lo que no sabia que era malo quedarse a ella no siendo mano.
Un gusto leer y aprender. No estoy viviendo en España y no puedo jugar al mus. Extraño una partidita mogollón. Mañana vuelvo a pasar las fiestas y me pondré las botas de mus. Saludos, señores.

El Duque2UNA dijo...

¡Ahí, ahí, Trinidad! Tú lo has dicho: lo que interesa son las respuestas. A más respuestas, más nos enriquecemos todos.
Espero que opinen todos los que has invitado y más. ¿Y CONUNPAR de qué pie cojeará?

Nerea dijo...

Me habéis mencionado y aquí estoy, luego no os quejéis si digo burradas, que ya salí escaldada de mi anterior comentario.
No, enserio, me encanta leer lo que escribís y se entretiene uno bastante aquí. He leído este artículo y el siguiente, por lo menos 3 veces cada uno y la verdad, lo de los porcentajes no se me queda en la cabeza. Tampoco tengo claro si es bueno o no buscar hacer 31 de mano. Pero ya me iré aclarando, lamento no poder aportar más, soy una aprendiz y lo técnico y lo estratégico me suena a chino de momento.

Lazaro dijo...

Yo de mano me quedo siempre a la 21 con rey caballo as.

trinidad dijo...

Lazaro, me parece bien, y si te entra otro as ¿que haces? ¿echas ordago a pares?
Seguro que te entra mas veces la 31 que nó. A mi es que no me entra nunca. Claro que es como la loteria, si no juego como me va a tocar. Las veces que me he quedado, nunca me ha entrado.

miguel fm dijo...

Pues ya es mala suerte que no te entre nunca, Trinidad. Alguien dijo aquí mismo en este blog (no recuerdo si eras tu) que la 31 es la jugada más facil de meter.
Con RC1 si entra otro as, pues a esperar llevarte la chica en paso si te dejan y a otra mano, mengano.
No hay porqué hechar ordago a pares si no hay necesidad, creo yo
Se nota que estoy jugando estos días, ehhhhhh! que pena que se acaban las vacaciones y hay que volver. Me consolaré leyéndoles.
¡¡Feliz año nuevo!!