Mus On Line

15 septiembre 2005

Después del minúsculo homenaje que he intentado rendirle al juego del mus en la primera entrada, al encanto peculiar que posee y que cautiva a tanta gente, haciendo un ‘mea culpa’ por no haber sabido apreciar sus bondades desde un principio, quisiera romper una lanza por lo que creo será el futuro de este juego: el mus por internet.

Yo el primero, después de aprender a jugar más o menos y llegar a disputar un sin número de partidas en mesa y tapete, habiendo disfrutado de las alegrías y penado con los sinsabores que reparte este juego a todos por igual, reconozco que me negué rotundamente a jugar al mus por internet cuando me lo propusieron por primera vez.

No entraba en mi cabeza la idea de que con un monitor y un teclado se pudiese jugar con otras personas, como si estuviese en la mesa de un bar. Pero mus es mus y me picó la curiosidad. Y probé.

Al día de hoy, los enamorados del mus todavía decimos que donde haya una partida en mesa que se quite internet. Lo cual no resta mérito a los programas informáticos que se han desarrollado para jugar ‘on line’, algunos muy conseguidos (mi preferido y recomendado es www.amarraco.com) hasta el punto de poder afirmar, con conocimiento de causa, que se disputan partidas reales como las clásicas en vivo y en directo.

Salvando el hecho de que no pueden pasarse señas ni ver la cara, los gestos, la mirada de contrarios y compañeros (dos aspectos fundamentales de este juego, dirán muchos y con razón), lo demás está prácticamente solventado. Los dos aspectos de los que carece el mus por internet, a bote pronto y para alguien que nunca ha jugado de este modo, hacen que lo desechen en primera instancia los jugadores clásicos, principalmente aquellos que no están familiarizados con los ordenadores y el mundo de internet. Pero todo llegará, al ritmo que avanza la tecnología llegará la perfección al mus por internet. No se cómo, pero llegará. Por eso rompo una lanza por esta forma de jugar al mus, de mantenerlo en vigencia y de extenderlo a más gente y de manera más rápida.

El mus en mesa no desaparecerá y el mus en internet ayudará mucho a ello. Haciendo que juegue más gente desde un extremo a otro de España y del mundo. Haciendo que jueguen más los jóvenes y las mujeres. Ampliando el ámbito de desarrollo de este juego y manteniendo las virtudes que lo hacen el preferido de la mayoría.

2 PERSONAS HAN DEJADO SU COMENTARIO AQUI:

Emejota dijo...

¿¿ Que decirte mi querido amigo........?????
como siempre genial...
besos y abrazos a papa oso y mami osita y dile que se deje ver de ves en
cuando..YoO LA ECHO DE MENOS.....
emejota

Solven T dijo...

Yo jugué alguna vez con el programa ese del boticario, el cura, el tonto del pueblo, etc. Al principio está bien para distraerse un rato, pero luego se hace aburrido, no veo que sea el mus del futuro, ¡Dios nos libre de acabar jugando así, con un ordenador!